Página dedicada a Nuestra Madre

Virgen Santísima María Rosa Mystica...
en tu honor y con mucho amor escribí estas tres  oraciones para Ti...


Oración de Perdón y  Agradecimiento A María Santísima, Rosa Mystica


Oh! Virgen María, Santísima Madre, Rosa Mystica, a tus pies te pido me arropes con tu manto de protección maternal.  Tú eres mi esperanza , mi consuelo, la Madre que me ayuda y protege, la Madre que intercede ante Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo para que mis súplicas sean escuchadas aún cuando a menudo no lo merezca. Por saber eso, más son las veces que he suplicado que las que te he agradecido. A Ti Madre misericordiosa te pido perdón, perdón por los momentos que me he alejado de Ti, perdón por tanto pedir y poco agradecer, perdón por no comparar tu sufrimiento con los míos, perdón por herir tu Sagrado e Inmaculado Corazón de Madre haciéndote sufrir. Que tu Divino Hijo pueda también perdonarme.
Humildemente y pidiéndote perdón, te ofrezco este momento para darte gracias. Gracias por todo lo que me has dado y no he valorado; gracias por la vida, las penas y las alegrías; gracias por tu intercesión ante tu Divino Hijo y nuestro Padre Celestial para nuestro perdón. Bendita seas Santísima Virgen María, Rosa Mystica, Madre de Dios y Madre nuestra. ¡Alabado sea el Señor! Que los Santos ángeles y arcángeles, junto con toda la corte celestial que siempre te acompañan, iluminen nuestros pasos y nos guíen por tu camino… un camino lleno de fe, amor, paz y bondad.
Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío. Oh Dulce Corazón de María sé la salvación mía. Amén.
(Padre Nuestro, Avemaría y Gloria… Dios te Salve Reina y Madre ….)

A Ti Madre, María Rosa Mystica, por Tu bondad, misericordia y rayo de luz en nuestras vidas.     
Marisela
Agosto, 1999









Abrázame


Madre, necesito tu ayuda, necesito tu compañía. Abrázame, permíteme sentir tus brazos a mi alrededor. Desespero
de no poder verte, pero sé que estás allí y espero siempre que mis palabras lleguen a Ti. A veces te olvido, y me siento mal
por ello, pero sé que Tú sabes cuánto te amo, que mi amor es humano. Ayúdame a abrir los ojos en la mañana y saludarte.
Durante el día, ayúdame a venerarte y honrarte. En las noches, al despedirme, ayúdame a agradecerte por haber estado a mi lado.
Abre mi corazón Madre, María Rosa Mystica. Que tus rosas sean el florecer permanente de este amor.
Que tus rosas lleven en su fragancia el amor y la oración al Señor. Que tus rosas sean el símbolo de amor del Padre, del
Hijo y del Espíritu Santo en nuestro corazón. María Rosa Mystica, Bendita y Venerada seas por siempre.
María Rosa Mystica, ruega por nosotros. Amén.

Marisela









Bendita Seas


Rosa Mystica,
Virgen María Santísima, ¿Cómo haces para abrirme tanto el corazón? ¿Qué puedo ofrecerte para agradecerte tanto amor?
Sea esta oración un regalo de hijo, una canción de bondad y una demostración de humildad. Bendita seas Virgen María,
Rosa Mystica, Honrada y Venerada como Madre seas siempre. Alabado sea Dios y Tu Divino Hijo Jesús por haberte dado a
la humanidad como la más grande manifestación de amor y protección maternal. Bendíceme y protégeme día y noche,
dentro y fuera de mi hogar. Bendice y protege a mis hijos, mi familia y amigos. Bendice la humanidad. Amén
Con amor,
Marisela
 
 



Marisela Brombin
Copyright 2000
Última actualización:  junio, 2006